Edward Hopper - Hotel Room
1931; Oil on canvas, 
60 x 65 inches; 
Thyssen-Bornemisza Collection 

Edward Hopper - Hotel Room

1931; Oil on canvas,

60 x 65 inches;

Thyssen-Bornemisza Collection 

@1 year ago with 1 note
@1 year ago
Mujer islámica en primer plano. Chacao, Caracas. Mayo de 2013

Mujer islámica en primer plano. Chacao, Caracas. Mayo de 2013

@1 year ago
"Lavacarros en primer plano". Los Rosales, Caracas. Abril de 2013

"Lavacarros en primer plano". Los Rosales, Caracas. Abril de 2013

@1 year ago
matt-molloy:

186 photos of the sunset merged into one image using the lighten layer-blending mode in photoshop. I like the pattern in the clouds created from the interval between shots.

matt-molloy:

186 photos of the sunset merged into one image using the lighten layer-blending mode in photoshop. I like the pattern in the clouds created from the interval between shots.

@1 year ago with 69960 notes
@1 year ago
Perrero en primer plano. Altamira, Caracas. Mayo de 2013

Perrero en primer plano. Altamira, Caracas. Mayo de 2013

@1 year ago
Profeta-mendigo en primer plano. Chacao, Caracas. Mayo de 2013

Profeta-mendigo en primer plano. Chacao, Caracas. Mayo de 2013

@1 year ago
"Little brother is watching you". Los Rosales, Caracas. Abril de 2013

"Little brother is watching you". Los Rosales, Caracas. Abril de 2013

@1 year ago with 3 notes

Impresiones del dramaturgo Julio César Alfonzo sobre “Este que soy”

Hola, Marco.

Como te prometí, acá estoy escribiéndote mis impresiones sobre tu exposición.
La primera es de completo agrado. Y surge del acto virginal de pararse frente a la obra y sólo mirar. Sólo dejarse llevar. Mirar con los ojos del alma dirían algunos. Y llega; tu trabajo llega. Agrada; inquieta; interroga. Tu obra comenzó vertiginosamente a generar historias en mi psique, y es muy bueno cuando una obra revoluciona nuestro interior. El arte -entre tantas otras razones-, sirve para generar exponencialmente más arte. Es una de las pistas que verifica su genuina presencia. Tu trabajo es arte.

Inmediatamente después me puse racional. Y la conclusión fue fácil: es arte por lo contundente en la expresión; en el discurso; y por sobre todas las cosas, por el concepto. Hay un concepto muy claro, y éso, sin importar el nivel ni los referentes, el espectador lo agradece. Que una obra se muestre diáfana en su concepto, creo, que es uno de los retos más difíciles a vencer al momento de la expresión artística. Y tu trabajo -que es arte-, es tan diáfano conceptualmente hablando, que es inequívocamente contundente.

Te dije que el arte verdadero genera más arte. Tengo la certeza que todo escritor o todo dramaturgo frente a tu trabajo encontrará una cantera inagotable de historias y de obras… A mí me pasó. Tu ejercicio fotográfico es una misión reporteril o documental de alto vuelo en la que segmentas un cosmos insólito y lo presentas en un ánimo apaciblemente inquietante. Hay un punto en la condición humana que a mí me subyuga, y es cuando el hombre está entre la energía potencial y la energía cinética. No te asustes, nos es tan dislocado mi punto: es como cuando los atletas de alto rendimiento, los velocistas, están en el punto de partida esperando el disparo que los haga arrancar. Ese punto en el que convergen los días de arduo entrenamiento con la adrenalina; en el que converge la mente trazada de un punto A a un punto B con la ejecución de esa simplísima tarea… Es como un coloso sosteniendo en cada mano fuerzas contrarias. Tú pones a todos esos personajes justamente en ese punto y éso me maravilló. Los viste porque llevaban sobre sí la conclusión de sus vidas expresadas formalmente; los abordaste y los detuviste justo en la inflexión de su historia con su devenir. Dramatúrgicamente hablando, una de las aristas más difíciles de expresar sobre un personaje, es que su vida, en términos concluyentes, siempre esté presente y que la conclusión misma de su vida sea el motor que lo haga accionar. Podrá sonar muy abstracto y hasta complejo, pero es que lo es. Y tú logras eso de una manera simple y magistral. ¡Bravo!

Otro aspecto a señalar y/o resaltar es la amable congruencia de los textos del catálogo con la exposición. Prologar tampoco es una tarea sencilla, siempre se correrá el riesgo de disociarse. Pues, en este caso los textos le hacen honor sincero a tu obra. Lo que se lee está milimétricamente proporcionado con lo que se contempla y es un gran oriente.

Marco, a mí me mueve la filosofía de la gratitud, y te estaré por siempre agradecido con esa primera plana que le brindaste a “San Marcos de Venecia” en El Nacional. Nunca esperé tanto después de aquella función-entrevista que dio pie a ello. Y ahora me fue muy fácil devolverte el gesto. Fácil porque tu obra es en verdad muy buena. Decirlo se hace grato cuando lo que se halaga es genuino. Y me halaga profundamente que un ojo como el tuyo haya visto con bondad mi pieza”.

Caracas, mayo de 2012

@1 year ago with 1 note